Rinitis Alergica

Rinitis

 

Es un trastorno que afecta a la mucosa nasal y se caracteriza por un incremento de las secreciones nasales (con un goteo constante), congestión, picor, lagrimeo y estornudos reiterados, e incluso pérdida del sentido del olfato. Puede tratarse de rinitis aguda (cuando es de corta duración), o crónica (si es de larga duración).

Causas

 

El principal factor que causa la rinitis son los aeroalérgenos, que suelen clasificarse como agentes de interior, exterior y laborales.

En el caso de los primeros, los más importantes son los ácaros del polvo doméstico (unos parásitos más pequeños que la punta de un alfiler que se encuentran por centenares en el interior de los colchones y alfombras de las casas), así como la saliva, los epitelios u orina de animales (gatos, perros, hámsters).

Los agentes de exterior son algunas especies de hongos atmosféricos y pólenes. Según los expertos, los que provocan más alergia son los que proceden de las gramíneas, las malezas, como la artemisa, la ambrosía y parietaria, y algunos árboles (olivo, ciprés, plátano de sombra o abedul).

Por último, la rinitis laboral surge como respuesta a un agente que se transporta por el aire y que está presente en el lugar de trabajo. Puede deberse a una reacción alérgica o a la respuesta a un factor irritante. Suelen estar implicados elementos como las harinas de cereales (panaderos, industria de alimentos precocinados, fábricas de piensos, etc.), las enzimas proteolíticas (fábricas de detergentes, medicamentos, harinas) y las maderas tropicales.

Síntomas

 

Los síntomas que ocurren poco después de estar en contacto con la sustancia a la cual usted es alérgico pueden ser:

  • Picazón en la nariz, la boca, los ojos, la garganta, la piel o en cualquier área.

  • Problemas con el olfato.

  • Rinorrea.

  • Estornudos.

  • Ojos llorosos.

Los síntomas que se pueden desarrollar posteriormente abarcan:

  • Nariz tapada (congestión nasal).

  • Tos.

  • Oídos tapados y disminución del sentido del olfato.

  • Dolor de garganta.

  • Círculos oscuros debajo de los ojos.

  • Hinchazón debajo de los ojos.

  • Fatiga e irritabilidad.

  • Dolor de cabeza.

Tratamiento

 

Le pueden recetar medicamentos para tratar la rinitis alérgica. El medicamento que le recete el médico depende del tipo y la gravedad de los síntomas. También se tendrá en cuenta su edad y si tiene otras afecciones de salud, como asma.

Para la rinitis alérgica leve, un lavado nasal puede ayudar a eliminar el moco de la nariz. Usted puede comprar una solución salina en una farmacia o puede preparar una en casa usando 1 taza (240 mL) de agua caliente, media cucharadita (3 g) de sal y una pizca de bicarbonato de soda.

Los tratamientos para la rinitis alérgica abarcan:

ANTIHISTAMÍNICOS

Los antihistamínicos funcionan bien para tratar los síntomas de alergias. Se pueden utilizar cuando los síntomas no suceden muy a menudo o no duran mucho tiempo. Tenga en cuenta lo siguiente:

  • Muchos antihistamínicos tomados por vía oral se pueden comprar sin necesidad de receta.

  • Algunos pueden causar somnolencia. Usted no debe conducir ni operar maquinaria después de tomar este tipo de medicamento.

  • Otros causan poca o ninguna somnolencia.

  • Los antihistamínicos nasales en aerosol funcionan bien para tratar la rinitis alérgica. Pregúntele al médico si debe probar estos medicamentos primero.

CORTICOESTEROIDES

  • Los corticoesteroides nasales en aerosol son el tratamiento más efectivo para la rinitis alérgica.

  • Funcionan mejor cuando se usan de manera continua, pero también pueden servir cuando se utilizan por períodos de tiempo cortos.

  • Generalmente son seguros para los niños y los adultos.

  • Hay muchas marcas disponibles. Puede comprar tres marcas sin necesidad de receta. Para las otras, necesitará una receta médica.

DESCONGESTIONANTES

  • Los descongestionantes también pueden ayudar a reducir síntomas como la congestión nasal.

  • No los utilice por más de 3 días.

OTROS MEDICAMENTOS

  • Los inhibidores de leucotrienos son medicamentos recetados que bloquean los leucotrienos. Estos son químicos que el cuerpo libera en respuesta a un alergeno que también desencadena síntomas.

VACUNAS ANTIALÉRGICAS

Las vacunas contra las alergias (inmunoterapia) algunas veces se recomiendan si usted no puede evitar el polen y si sus síntomas son difíciles de controlar. Esto incluye inyecciones regulares del polen al que usted es alérgico. Cada dosis es ligeramente mayor a la anterior, hasta que alcance la dosis que le ayude a controlar los síntomas. Las vacunas contra las alergias pueden ayudar al cuerpo a ajustarse al polen que está causando la reacción.

Prevención

Para prevenir la rinitis lo primero que debes saber es qué tipo de alergia tienes para poder actuar. La rinitis alérgica viene provocada por una alergia llamada estacional, es decir, propia de una temporada en el año concreta, o por una alergia perenne, derivada de partículas o elementos que están en el ambiente de forma continua.

La rinitis derivada de la alergia estacional, o también llamada fiebre del heno, es la más sencilla de tratar y la más fácil de prevenir. En la mayoría de los casos se debe a una alergia al polen, típico en la primavera. El tratamiento con antihistamínicos es el más efectivo, sin embargo, hay algunos hábitos que se pueden llevar a cabo para evitar la posterior rinitis:

  • Evitar salir de casa por la mañana, ya que hay una mayor concentración de polen y, si no hay más remedio, utilizar gafas de sol.

  • Procurar no hacer paseos por el campo, parques o lugares con zonas verdes.

  • Mantener las ventanas cerradas.

  • Utilizar humidificadores en el hogar para purificar el aire.

  • Mantener la casa aspirada.

Para prevenir la rinitis causada por la alergia perenne se deben tener más precauciones, ya que son sustancias que están habitualmente en el ambiente como los ácaros, el moho, el epitelio, la caspa o la orina de algunos animales domésticos y algunos hongos atmosféricos. El tratamiento para este tipo de alergia es también con antihistamínicos y otra forma de aliviar los síntomas es con corticosteroides nasales. Para prevenir la rinitis derivada de este tipo de alergia, puedes seguir estas pautas o consejos:

  • Mantener siempre la casa limpia, especialmente, los filtros del aire acondicionado.

  • Evita tener alfombras, jarapas o similares.

  • Lava las sábanas y fundas de almohada una vez por semana a temperatura alta (70ºC).

  • No tengas plantas de interior en tu hogar.

  • Procura evitar la humedad del baño, ventilando tras la ducha y secando las paredes, además lava las cortinas frecuentemente.

  • Procura no tener mascota, si la tienes, báñala con asiduidad y utiliza filtros de aire y humidificadores en toda la casa, además de aspirar casi a diario para recoger todos los pelos que suelte.

Nombres alternativos

Fiebre del heno; Alergias nasales; Alergia estacional; Rinitis alérgica estacional; Alergias – rinitis alérgica; Alergia – rinitis alérgica.

Galería

Referencias

 

Baroody FM, Naclerio RM. Allergy and immunology of the upper airway. In: Flint PW, Haughey BH, Lund V, et al, eds. Cummings Otolaryngology: Head & Neck Surgery. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 38.

Corren J, Baroody FM, Pawankar R. Allergic and nonallergic rhinitis. In: Adkinson NF Jr, Bochner BS, Burks AW, et al, eds. Middleton’s Allergy: Principles and Practice. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2014:chap 42.

Seidman MD, Gurgel RK, Lin SY, et al. Guideline Otolaryngology Development Group, AAO-HNSF. Clinical practice guideline: allergic rhinitis. Otolaryngol Head Neck Surg. 2015; 152(1 Suppl):S1-S43. PMID: 25644617 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25644617.

Última revisión 3/14/2016

Versión en inglés revisada por: Stuart I. Henochowicz, MD, FACP, Associate Clinical Professor of Medicine, Division of Allergy, Immunology, and Rheumatology, Georgetown University Medical School, Washington, DC. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.