ATLAS DE LA SALUD
Lumbalgia

Lumbalgia

Es el dolor localizado en la parte inferior o baja de la espalda, cuyo origen tiene que ver con la estructura músculo-esquelética de la columna vertebral.

Causas

 

El dolor de la lumbalgia aparece por un mecanismo neurológico que implica la activación de los nervios que transmiten el dolor y el desencadenamiento de la contractura muscular y la inflamación. A veces, también puede conllevar la compresión de la raíz nerviosa.

Ese mecanismo puede desencadenarse por una alteración de la estructura de la columna vertebral, como la hernia discal o la degeneración importante de la articulación intervertebral, pero, en la mayoría de los casos no se puede llegar a averiguar la causa inicial que lo desencadena, se atribuye a dolor por contractura o sobrecarga muscular.

Síntomas

 

La lumbalgia puede manifestarse mediante cualquier combinación de los siguientes síntomas:

  • Dificultad para moverse que puede ser lo suficientemente grave como para impedir que el paciente camine o se ponga de pie.

  • Dolor que no se irradia por la pierna o un dolor que también pasa por la ingle, la nalga o la parte superior del muslo, pero que rara vez llega debajo de la rodilla.

  • Dolor fuerte.

  • Espasmos musculares que pueden ser graves.

  • Área localizada que es dolorosa con la palpación.

Tratamiento

 

Medidas generales:

  • Evitar el reposo en la cama..

  • Mantenerse tan activo como sea posible.

  • Higiene postural: Evitar la sobrecarga de la espalda.

  • Aplicar calor o frío.

  • Tratamiento farmacológico. Se aplica en tres fases:

Fase 1: Al principio, y especialmente si el dolor no es muy intenso y sólo afecta a la espalda y no hay dolor irradiado a brazo o pierna, se recomienda usar analgésicos.

 Fase 2: Si los analgésicos no son eficaces se debe valorar su sustitución por antiinflamatorios no esteroideos. En general, no se recomienda su uso más de 14 días seguidos.

 Fase 3: Si no es suficiente para controlar el dolor, el especialista deberá valorar añadir una tanda corta de relajante muscular, durante menos de 1 semana.

Prevención

 

El ejercicio es importante para evitar episodios futuros de dolor de espalda. A través del ejercicio la persona puede:

  • Mejorar su postura.

  • Fortalecer la espalda y mejorar la flexibilidad.

  • Bajar de peso.

  • Evitar caídas.

Un programa completo de ejercicios debe incluir actividad aeróbica, como caminar, nadar o montar en bicicleta estática, al igual que entrenamiento en fortaleza y estiramiento.

Para prevenir el dolor de espalda, también es muy importante aprender a levantar cosas y agacharse apropiadamente, siguiendo estos consejos:

  • Si un objeto es demasiado pesado o difícil de manejar, se debe conseguir ayuda.

  • Separar las piernas para tener una base amplia de apoyo.

  • Pararse lo más cerca posible al objeto que se va a levantar.

  • Doblar el cuerpo por las rodillas, no por la cintura.

  • Templar los músculos del estómago a medida que se levanta el objeto o se descarga.

  • Mantener el objeto tan cerca del cuerpo como se pueda.

  • Alzar usando los músculos de las piernas.

  • No inclinarse hacia delante a medida que se incorpora con el objeto.

  • No girar mientras se esté agachando para tomar el objeto, lo esté levantando o trasportando.

Otras medidas a tomar para prevenir el dolor de espalda abarcan:

  • Evitar pararse por largos períodos de tiempo, pero si lo tiene que hacer por razones de trabajo, se recomienda usar una banqueta, alternando el descanso de cada pie sobre ella.

  • No usar zapatos de tacón alto. Se recomienda el uso de suelas amortiguadoras al caminar.

  • Al sentarse a trabajar, especialmente si se utiliza una computadora, constatar que la silla sea giratoria, que posea un espaldar derecho y ajustable, con un asiento ajustable y que tenga forma de apoyar los brazos.

  • Utilizar una banqueta bajo los pies mientras está sentado de tal manera que las rodillas estén más altas que las caderas.

  • Colocar una pequeña almohada o toalla enrollada detrás de la parte baja de la espalda mientras se está sentado o conduciendo por un período largo.

  • Si la persona conduce largas distancias, debe parar y caminar a su alrededor cada hora, llevar la silla hacia delante lo más posible para evitar agacharse y No levantar objetos pesados justo después de conducir.

  • Dejar de fumar.

  • Bajar de peso.

  • Aprender a relajarse. Ensayar con métodos como el yoga, el tai chi o un masaje.

Nombres alternativos

Dolor de espalda; Lumbalgo; Dolor lumbar; Dolor en la espalda.

Galería

Referencias

 

US Preventative Services Task Force. Primary Care Interventions to Prevent Low Back Pain: Brief Evidence Update. Rockville, MD: Agency for Healthcare Research and Quality; February 2004.

Anema JR, Steenstra IA, Bongers PM, de Vet HC, Knol DL, Loisel P, van Mechelen W. Multidisciplinary rehabilitation for subacute low back pain: graded activity or workplace intervention or both? A randomized controlled trial. Spine. 2007;32:291-298.

Chou R, Qaseem A, Snow V, Casey D, Cross JT Jr, Shekelle P, et al. Diagnosis and treatment of low back pain: a joint clinical practice guideline from the American College of Physicians and the American Pain Society. Ann Intern Med. 2007;147:478-491.

Actualizado: 5/5/2008

Versión en inglés revisada por: Andrew L. Chen, MD, MS, Orthopedic Surgery and Sports Medicine, The Alpine Clinic, Littleton, NH. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.
Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.