Estudio confirma como la genética influye en las alergías