ATLAS DE LA SALUD

Herpes

Es una infección producida por el Virus del Herpes Simple (VHS), el cual tiene la capacidad de quedarse de forma latente en el organismo durante años. Tras una primera infección, el virus permanece de forma inactiva en el cuerpo humano y vuelve a multiplicarse, pudiendo reaparecer de forma espontánea.

Causas

 

El herpes oral es una infección común de la zona de la boca. La infección es causada por el virus del herpes simple tipo 1 (VHS-1). En la mayoría de los casos las personas se infectan con este tipo de virus antes de cumplir los 20 años de edad.

El virus del Herpes tipo 2 (HSV-2) causa herpes genital. Sin embargo, algunas veces el VHS-2 se transmite a la boca durante el sexo oral y causa herpes oral.

Los virus del herpes se propagan fácilmente de las personas que tienen un brote activo o una lesión de herpes. Usted puede contraerlos si:

  • Tiene contacto íntimo o personal cercano con una persona infectada.

  • Toca una lesión de herpes abierta o algo que haya estado en contacto con el virus del herpes, tales como máquinas de afeitar, toallas, platos y otros artículos que se comparten.

Los padres pueden transmitirles el virus a sus hijos durante las actividades diarias regulares.

Síntomas

 

Por lo general, el herpes oral es menos doloroso que el genital y no provoca tanto malestar. El herpes oral se caracteriza por la aparición de llagas en los labios o alrededor de la boca, llamadas úlceras bucales o herpes febril. También pueden aparecer llagas dentro de tu boca, pero esto solo suele ocurrir las primeras veces que se presentan los síntomas.

En el caso del Herpes Genital es posible que tú o tu pareja no tengan síntomas visibles, perceptibles o que los signos sean tan leves que pasen inadvertidos. A veces, los síntomas del herpes se confunden con otras afecciones, como granos o pelos encarnados.

Los síntomas del herpes aparecen y desaparecen, pero eso no significa que la infección desaparezca ni que no puedas transmitirla a otras personas. Una vez contraído el herpes, este permanece en tu cuerpo de por vida. El síntoma más común del herpes genital es un grupo de ampollas dolorosas o que provocan picazón en tu vagina, vulva, cuello uterino, pene, nalgas, ano o la cara interna de los muslos. Las ampollas revientan y se convierten en llagas. También puedes tener estos otros síntomas:

  • Ardor al orinar si la orina toca las llagas del herpes.

  • Dificultad para orinar porque las llagas y la hinchazón bloquean la uretra.

  • Picazón.

  • Dolor en el área genital.

Si el herpes genital es causado por el VHS-2, también puedes tener síntomas parecidos a los de una gripe, tales como:

  • Inflamación de las glándulas en el área de la pelvis, la garganta y en las axilas.

  • Fiebre.

  • Escalofríos.

  • Dolor de cabeza.

  • Sensación de dolor y cansancio.

Tratamiento

Existe un medicamento muy eficaz para el tratamiento de la infección causada por el herpes, que es el Aciclovir. Todas las formas clínicas se tratan igual, lo único que cambia es la forma de administración del medicamento y la duración del tratamiento. Los fármacos de segunda elección, en caso de no poder administrarse el aciclovir, son famciclovir o ganciclovir, que pertenecen al mismo grupo de fármacos.

En la infección genital por herpes, las pomadas con aciclovir durante 5-7 días son muy beneficiosas en la infección primaria. En las formas más graves, el tratamiento debe ser oral durante 10 días. Además las relaciones sexuales están desaconsejadas mientras la infección siga siendo sintomática.

En el caso de encefalitis, debe iniciarse el tratamiento con aciclovir vía intravenosa cuanto antes, y persistir durante al menos 10 días. Después de esto, se realiza de nuevo una punción lumbar y, en el caso de que aún existan restos del virus en la muestra obtenida, se continúa el tratamiento durante una semana más. El tratamiento precoz es muy importante porque esta infección puede llegar a ser mortal. La mortalidad de esta forma de infección es del 70% sin tratamiento, y se reduce a un 20% con el medicamento adecuado.

En la infección neonatal por herpes se aconseja realizar una cesárea en el caso de que la madre esté contagiada. Durante el embarazo no debe realizarse tratamiento materno. En el caso de que la infección llegue a afectar al niño, se debe comenzar el tratamiento con aciclovir intravenoso durante 10 días.

Las lesiones bucales causadas por el VHS son tratadas también con aciclovir, por vía tópica durante 5-7 días en las lesiones leves, o por vía intravenosa en personas cuyo sistema inmune esté deprimido (afectados por SIDA…). Cuando las lesiones labiales son muy extensas o sus recurrencias son muy frecuentes, se puede utilizar el aciclovir o similares (famciclovir, valaciclovir) por vía oral durante una semana. O incluso ciclos más largos con valaciclovir para disminuir el número de recurrencias y su extensión.

En todos los casos, además del tratamiento para eliminar el virus del herpes del organismo, puede ser necesario el tratamiento de los síntomas que ocasiona la infección. En estos casos se administrarán antitérmicos y analgésicos, para calmar la fiebre y el dolor, normalmente ibuprofeno o paracetamol.

Prevención

 

El herpes es una enfermedad muy transmisible, por lo que es importante tomar las medidas necesarias para evitar que se propague. Estos son los pasos que debe considerar:

Abstenerse de tener relaciones sexuales: No tenga sexo vaginal, anal u oral, especialmente si alrededor del área genital tiene ampollas o llagas que no hayan desaparecido por completo. Si planea en tener relaciones sexuales con su pareja, utilice un condón de látex, incluso después de que los síntomas del herpes hayan desaparecido, úselos durante las relaciones sexuales, especialmente si tiene una nueva pareja.

Evite besar o compartir artículos con alguien que tiene un herpes labial alrededor de la boca: el besar o compartir vasos o utensilios con una persona infectada aumenta significativamente el riesgo de infectarse.

No los toque, aunque parezca que ya sanaron: como se lo dije, el virus puede permanecer en la piel de una persona infectada, y tocarlos puede hacerlo más susceptible a la infección.

Sea honesto acerca de su estado de salud: si tiene herpes, dígale a su pareja tan pronto como sea posible.

Hágase la prueba, tanto usted como su pareja: independientemente que tenga un brote de herpes o no, es importante saber en caso que se haya infectado con herpes u otro tipo de enfermedad de transmisión sexual.

Si tiene herpes y llegara a infectar a su pareja, haga una cita con su urólogo.

Nombres alternativos

Herpes labial o fuego labial; Herpes Genital.

Galería

Referencias

 

Centers for Disease Control and Prevention, Workowski KA, Berman SM. Sexually transmitted diseases treatment guidelines, 2006. MMWR. 2006;55(RR-11):1-94.

Mandell GL, Bennett JE, Dolin R. Principles and Practice of Infectious Diseases. 5th ed. Philadelphia, Pa: Churchill Livingstone; 2000.

Actualizado: 4/7/2008

Versión en inglés revisada por: David Zieve, MD, MHA, Greg Juhn, MTPW, David R. Eltz, Kelli A. Stacy, ELS. Previously reviewed by Kenneth M. Wener, MD, Department of Infectious Diseases, Lahey Clinic, Burlington, MA. Review provided by VeriMed Healthcare Network (11/1/2007).