ATLAS DE LA SALUD
Virus Ebola

Ébola

 

​Es un virus de la familia Filoviridae que se detectó por primera vez en algunas partes de África. La enfermedad que produce es una fiebre hemorrágica viral de la misma categoría que la fiebre de Marburg, la fiebre de Lassa y la fiebre del dengue. Es el patógeno causante de la enfermedad del Ébola, una enfermedad infecciosa muy grave que afecta a los seres humanos.

Este nombre proviene del río Ébola (en la República Democrática del Congo), donde fue identificado por primera vez en 1976 durante una epidemia con alta mortalidad.

Causas

 

Este virus no se propaga tan fácilmente como las enfermedades más comunes como los resfriados, la gripe o el sarampión. NO hay datos que indiquen que el virus que causa la enfermedad del Ébola se propague a través del aire o el agua. Una persona que tiene el virus no puede propagar la enfermedad sino hasta que aparecen los síntomas.

La enfermedad del Ébola solo puede propagarse entre seres humanos por contacto directo con fluidos corporales infectados que incluyen: la orina, la saliva, el sudor, las heces, el vómito, la leche materna y el semen. El virus puede entrar al cuerpo a través de una ruptura en la piel o las membranas mucosas, que incluyen los ojos, la nariz y la boca.

El virus del Ébola también puede diseminarse por contacto con CUALQUIER tipo de superficies, objetos y materiales que hayan estado en contacto con fluidos corporales de una persona enferma, tales como:

  • Tendidos y ropa de cama.

  • Prendas de vestir.

  • Vendajes.

  • Agujas y jeringas.

  • Equipo médico.

En África, el virus del Ébola también puede transmitirse por:

  • Manipular animales salvajes infectados, cazados para alimento (carne de caza).

  • Contacto con sangre o fluidos corporales de animales infectados.

  • Contacto con murciélagos infectados.

El virus del Ébola NO se propaga a través de:

  • El aire.

  • El agua.

  • Los alimentos.

  • Los insectos (mosquitos).

Los trabajadores de la salud y las personas que cuidan de familiares enfermos están en mayor riesgo de contraer el virus del Ébola, debido a que son más propensos a entrar en contacto directo con los fluidos corporales.

Síntomas

El tiempo entre la exposición y el momento cuando ocurren los síntomas (período de incubación) es de 2 a 21 días. En promedio, los síntomas se manifiestan en 8 a 10 días.

Los síntomas iniciales de la enfermedad del Ébola abarcan:

  • Fiebre superior a 101.5°F (38.6°C).

  • Escalofríos.

  • Dolor de cabeza intenso.

  • Dolor de garganta.

  • Dolor muscular.

  • Debilidad.

  • Fatiga.

  • Erupción cutánea.

  • Dolor abdominal (estómago).

  • Diarrea.

  • Vómitos.

 

Los síntomas posteriores abarcan:

  • Sangrado por la boca y el recto.

  • Sangrado por los ojos, los oídos y la nariz.

  • Insuficiencia de órganos.

Una persona que no tiene síntomas 21 días después de estar expuesta al virus del Ébola no presentará la enfermedad.

Tratamiento

 

No hay ninguna cura conocida para la enfermedad del Ébola. Se han utilizado tratamientos experimentales, pero ninguno de ellos se ha estudiado plenamente para averiguar si funcionan bien o son seguros.

Las personas con la enfermedad del Ébola deben recibir tratamiento en un hospital. Allí se les puede aislar para que la enfermedad no se pueda propagar. Los proveedores de atención médica tratarán los síntomas de la enfermedad.

El tratamiento incluye:

  • Líquidos administrados por vía intravenosa (IV).

  • Oxígeno.

  • Manejo de la presión arterial.

  • Tratamiento para otras infecciones.

  • Transfusiones de sangre.

La supervivencia depende de cómo responda el sistema inmunitario de una persona al virus. Una persona también puede tener mayor probabilidad de sobrevivir si recibe buena atención médica.

Las personas que sobreviven a la enfermedad del Ébola son inmunes al virus durante 10 años o más y ya no lo pueden propagar. Se desconoce si estas personas pueden resultar infectadas con una especie diferente del virus del Ébola. Sin embargo, los hombres que sobreviven pueden portar el virus del Ébola en su semen hasta por 3 a 9 meses. Así que deben abstenerse de tener relaciones sexuales o usar condones durante 12 meses, o hasta que el semen haya tenido dos pruebas con resultado negativo.

Las complicaciones a largo plazo pueden incluir problemas visuales y articulares.

Prevención

Actualmente no hay ninguna vacuna para proteger contra el virus del Ébola, si bien se está probando una vacuna.

Si usted planea viajar a uno de los países donde está presente el virus del Ébola, los CDC recomiendan tomar las siguientes medidas para prevenir la enfermedad:

  • Ponga en práctica una higiene cuidadosa. Lávese las manos con agua y jabón o con un desinfectante para manos a base de alcohol. Evite el contacto con sangre y fluidos corporales.

  • Evite el contacto con personas que tengan fiebre, estén vomitando o que parezcan enfermos.

  • No manipule artículos que puedan haber estado contacto con la sangre o los fluidos corporales de una persona infectada. Esto incluye ropa, tendidos de cama, agujas y equipo médico.

  • Evite el funeral o los rituales funerarios que requieran la manipulación del cuerpo de alguien que haya muerto a causa de la enfermedad del Ébola.

  • Evite el contacto con murciélagos y primates no humanos o con la sangre, los líquidos y la carne cruda preparada a partir de estos animales.

  • Evite los hospitales en África occidental donde están recibiendo tratamiento pacientes con la enfermedad del Ébola. Si usted necesita atención médica, el consulado o la embajada de los Estados Unidos generalmente podrá brindarle asesoría sobre centros de atención.

  • Después de que regrese, preste atención a su salud durante 21 días. Busque atención médica inmediatamente si presenta síntomas del la enfermedad del Ébola, como fiebre. Coménteles a los proveedores de atención médica que usted ha estado en un país donde se presenta el virus del Ébola.

Los trabajadores de la salud que pueden estar expuestos a personas con el virus del Ébola deben seguir estos pasos:

  • Usar ropa protectora, como máscaras, guantes, batas y protección para los ojos.

  • Poner en práctica las medidas adecuadas de esterilización y control de infecciones.

  • Aislar a los pacientes con la enfermedad del Ébola de otros pacientes.

  • Evitar el contacto directo con los cuerpos de las personas que hayan muerto a causa del virus del Ébola.

  • Notificar a las autoridades de salud si usted ha tenido contacto directo con la sangre o los fluidos corporales de una persona que tiene esta enfermedad.

Nombres alternativos

Fiebre hemorrágica del Ébola; Infección por el virus del Ébola; Fiebre hemorrágica viral; Ébola.

Galería

Referencias

 

Centers for Disease Control and Prevention. Ebola (Ebola Virus Disease). Updated January 13, 2016. Available at: www.cdc.gov/vhf/ebola. Accessed January 19, 2016.

Gostin LO, Lucey D, Phelan A. The Ebola Epidemic: A Global Health Emergency. JAMA. 2014;312(11):1095-6. PMID: 25111044 www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25111044.

World Health Organization. Ebola Virus Disease. Updated January 2016. Available at: www.who.int/csr/disease/ebola/en. Accessed January 19, 2016.

Última revisión 10/10/2014

Versión en inglés revisada por: Jatin M. Vyas, MD, PhD, Assistant Professor in Medicine, Harvard Medical School; Assistant in Medicine, Division of Infectious Disease, Department of Medicine, Massachusetts General Hospital, Boston, MA. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Isla Ogilvie, PhD, and the A.D.A.M. Editorial team. Editorial update 01/22/2016.

Traducción y localización realizada por: DrTango, Inc.