Candidiasis Vaginal

 

Es un infección micótica/ fúngica (por hongo) que causa irritación, flujo y picor intenso en la vulva, vagina y tejidos adyacentes. Es el tipo más común de vaginitis.

La candidiasis vaginal es causada por un crecimiento elevado y exacerbado del hongo Cándida.

Causas

 

La presencia del hongo género Cándida, puede ser inofensiva y protectora contra la invasión de otros microorganismos. El problema radica cuando el hongo Candida albicans, que ya existía en nuestro organismo encuentra formas de superar las defensas de nuestro cuerpo y logra multiplicarse de forma descontrolada. Originando lo que se conoce como Candidiasis.

El hongo Cándida puede ser transmitido de persona a persona. Como la boca y el tracto gastrointestinal son los hábitats más comunes de la Cándida en el cuerpo, el sexo oral y el sexo anal son posibles fuentes de transmisión. El sexo vaginal también puede ser una forma de transmisión si el pene del hombre o la vagina de la mujer están colonizados. Los principales factores que favorecen la proliferación del hongo, son:

  • Reducción de la acidez vaginal (aumento del pH vaginal).

  • Cambios en la flora microbiana de la vagina.

  • Cambios hormonales.

  • Sistema inmunológico debilitado.

Síntomas

 

Los síntomas de la candidosis vaginal pueden ser de leves a moderados y comprender los siguientes:

  • Picazón e irritación de la vagina y los tejidos de la abertura vaginal (vulva).

  • Sensación de ardor, especialmente durante las relaciones sexuales o al orinar.

  • Enrojecimiento e hinchazón de la vulva.

  • Dolor e inflamación vaginales.

  • Sarpullido vaginal

  • Secreción vaginal acuosa.

  • Secreción vaginal espesa, blanca y sin olor, con aspecto similar al queso cottage.

Tratamiento

 

Por lo general, la candidiasis se trata con medicamentos antifúngicos. Los casos más simples de candidiasis vulvovaginal pueden ser tratados con la aplicación vaginal de cremas, ungüentos, y supositorios incluyendo clotrimazol, nistatina y miconazol. Otra opción es el fluconazol comprimido de 150 mg dosis única. Ambas formas de tratamiento tienen tasas de éxito superiores al 90%, pero la dosis por vía oral es más cómoda porque es simple y corta,  siendo actualmente la forma más utilizada.

 

En los casos de candidiasis recurrente, el tratamiento, en general es hecho con fluconazol vía oral durante 6 semanas.

Prevención 

 

Para reducir el riesgo de candidosis vaginal, siga las siguiente recomendaciones:

  • Usar ropa interior de algodón.

  • Evitar el uso de duchas vaginales.

  • Evita usar ropa interior o pantimedias ajustadas.

  • Cambiarse de inmediato la ropa mojada, como trajes de baño o ropa para hacer ejercicio.

  • Evita usar jacuzzis o tomar duchas muy calientes.

  • Después de usar el baño, siempre limpiar desde adelante hacia atrás.

  • No utilizar productos femeninos con perfume, incluidos baños de burbujas, aerosoles, toallitas y tampones.

  • Evita el uso indebido de antibióticos, como por ejemplo para los resfriados u otras infecciones virales.

Nombres Alternativos

Candidosis vaginal; Candidiasis vulvovaginal; Vaginitis candidósica; Infección vaginal por hongos.

Galería

Referencias

 

Achkar, J.M., Fries, B.C. (2010). Candida Infections of the Genitourinary Tract. Clinical Microbiology Reviews; 23(2): 253–273.

Ferris, D.G., Nyirjesy, P., Sobel, J.D., Soper, D., Pavletic, A., Litaker, M.S. (2002). Over-the-counter antifungal drug misuse associated with patient-diagnosed vulvovaginal candidiasis. Obstetrics and Gynecology; 99(3): 419–25.

Soong, D., Einarson, A. (2009). Vaginal yeast infections during pregnancy. Canadian Family Physician; 55(3): 255–256.

Hilton, E., Isenberg, H.D., Alperstein, P., France, K., Borenstein, M.T. (1992). Ingestion of yogurt containing Lactobacillus acidophilus as prophylaxis for candidal vaginitis. Annals of Internal Medicine; 116(5): 353–7.

Hu, H., Merenstein, D.J., Wang, C., Hamilton, P.R., Blackmon, M.L., Chen, H., et al. (2013). Impact of eating probiotic yogurt on colonization by Candida species of the oral and vaginal mucosa in HIV-infected and HIV-uninfected women. Mycopathologia; 176(3–4): 175–81.

Actualizado 18 de abril de 2017